Historias en el Recuerdo

• Mi pasión futbolera  |  • Mi primer gran sentimiento

Por Santiago Juan Butler

Con mi hermano Hugo jugábamos a la pelota en todos los baldíos circundantes a nuestro barrio. A veces, casi hasta la noche, y luego a lavar la zapatillas impregnadas del verde pasto para que mamá no se enojara. Mi primera camiseta de fútbol se la pedí a mis padres con la llegada del Niño Dios (antes no era Santa Claus), con los colores de Boca Juniors; esto fue a instancias de un chico vecino -el Chiche Abrate- que me indujo a esta pasión por estos colores y que aún conservo. Escuchábamos los partidos con el Abuelo en una vieja vitrola con más interferencias que nitidez, pero con un gran fervor y enorme pasión y así pasaron por mi mente los relatos de Fioravanti, Arostegui, Curcu, Roberto Reyna, etc.

 

CLUB ATLÉTICO EL TRIUNFO (camiseta blanca con vivos rojos, simil a la de Huracán)

En el bar de Moyano y con la participación de otros jóvenes del barrio como mis primos Vercelli (Chiche-Jorge-Cacho), los Medina, los Druetta, el "Tati" Castro, los Duin, Balbi etc. se inicia la etapa de fundación del primer club del barrio. Así nace el Club Atlético El Triunfo, el que le ganaba a casi todos.

Su primer presidente fue el Sr. Cossar, que tenía una semillería y colaboraba en la compra de vestimenta, pelotas, arreglo del campito donde se jugaba de local, la colocación de la arcada con el nombre del Club y por donde salían los jugadores, el vestuario no existía y se cambiaban en la cuneta de la calle (tener en cuenta que las calles eran de tierra).

Para reforzar el equipo comenzaron a incorporarse otros jóvenes, algunos de los cuales trabajaban en el Molino Brüning y así se llegó a conformar un equipazo como el que integraron Ingelinetti, "Patón" Brussa y "Chocho" Mattalía, "La Juana" Medina ó "Tati" Castro, "Caimán" Armoa (el alma del equipo y ex del Atlético San Jorge) y el "Chivo" Blum (un especialista en los tiros de los doce pasos), Florio Pérez, el "Chivo" Blum chico, el Bussa chico (goleador del equipo), "Cachula" Garcia, Arguello, este último trágicamente desaparecido cuando fue a la colimba; tenía condiciones para ser buen jugador hasta el punto de incorporarse al Atlético San Jorge y sufrir una lesión que lo marginó).

Se jugaba el campeonato entre los barrios y también se organizaban campeonatos relámpagos que terminaban en el día y había definición por penales. Nuestros archirrivales eran Zugla y Villanueva, también participaban Blanco y Negro, El Frigorífico, Te Debo, Los Tamberos Unidos, Sacachispas, etc.

Recuerdo que en una oportunidad lo invitaron al Triunfo a participar en un amistoso contra uno de los equipos más fuerte del departamento San Martin - el Club Atlético Sastre- y el Triunfo cumplió un decoroso papel a pesar de la derrota.

El Club Atlético El Triunfo, incorporó a mis sentimientos, el fervor y cariño por un club.

En una próxima anécdota les contaré del Atlético San Jorge y del club La Emilia.

 

 

 


Imprimir   Correo electrónico